Cuidados del Hibisco o Rosa china

El Hibiscus o Hibisco, conocido por sus nombres vulgares “Flor de Cayena” o “Rosa china”, es un género que comprende más de 150 especies aceptadas, perteneciente a la familia Malvaceae, originarias de las regiones tropicales y subtropicales específicamente en el sureste de Asia.

La belleza del Hibisco se distingue por sus llamativas y hermosas flores; muy valoradas por sus vivos colores, de cinco pétalos con forma de embudo, que van del blanco al morado, naranja, amarillo, rosa y rojo, este último por su vistoso atractivo, se ha convertido símbolo nacional cultural en algunos países y regiones de Latinoamérica. 

El observar esta planta cosmopolita exótica, produce una sensación de alegría, incluso recordar la playa, el sol y la arena que nos enamora en verano, además le da un toque mediterráneo al sitio donde se plante; es por ello que es muy cultivada en jardinerías y empleada en la decoración de interiores.

Si quieres que tu jardín u hogar sean el lugar perfecto, es momento de cultivar un hibisco, si ya lo posees te invito a seguir estos cuidados básicos para cultivar hibiscos hermosos y florecidos. 

Plántalo en un suelo fértil, húmedo y con buen drenaje

 El hibisco no es muy exigente con el suelo; cualquier suelo es bueno siempre que drene, lo que si debes asegurarle es que sea rico en materia orgánica para que crezca adecuadamente; es conveniente que lo plantes en primavera y que agregues al sustrato musgo de turba para contribuir al drenaje del agua y preservarla de las heladas. Te recomendamos adquirir por Amazon, happygirr Musgo de Sphagnum para Bonsai 6L sustrato Musgo de turba Natural para Control de la Humedad en el terrario.

Ubícalo en un ambiente cálido

Por ser una planta de origen tropical, requiere de temperaturas que se mantengan entre los 14ºC y 20ºC, lo ideal es sembrarlas en ambientes donde obtengan buena iluminación, incluso puede recibir luz directa del sol durante las primeras horas de la mañana, pero al mediodía evita exponerla a la incidencia directa de luz solare. Durante el invierno debes protegerla del frio y las heladas, de lo contrario el Hibisco no sobrevivirá. 

Riégalo abundantemente asegurándote que el agua drene por completo

La frecuencia de riego del Hibisco dependerá de la época del año; en verano requiere ser hidratado 1 vez al día por semana, procura que sea en la mañana o al atardecer. Si lo tienes plantado en una maceta, evita que en el posamacetas quede agua retenida, debido a que, al ser una planta de origen tropical, no tolera el exceso de agua. De igual forma es recomendable la pulverización frecuente de sus hojas para mantener la humedad en el hibisco. En los meses de primavera y otoño debes disminuir el riego de 2 a 3 a veces por semana, en invierno suspende por completo el riego.

Fertilízalo durante la primavera

El Hibisco requiere de abono para recuperar los nutrientes en el sustrato, es conveniente abonarlo con un fertilizante granulado de liberación lenta preferiblemente CULTIVERS Abono – Fertilizante Ecológico Universal de 25 kg, granulado con NPK 8-1-5+74% M.O. y Ác. Húmicos. Liberación Lenta, el cual puedes adquirir en Amazon, y en la época de floración (desde la primavera hasta el verano), deberás abonarlo cada 15 días aproximadamente con fertilizante líquido.

Pódalo para que la floración sea realmente espectacular

El hibisco por ser una planta que crece como arbusto, debe ser podado para que mantenga estéticamente una buena forma y su florecimiento sea realmente hermoso en primavera, por ello te recomendamos podarlo después que haya pasado la época de floración, puedes realizarlo de dos formas, haciendo una poda de “pellizcos” recortando solo los extremos de los brotes del año anterior, a fin de estimular un poco los brotes, sin perder la mayor parte de tu planta. Otra manera es realizando una poda selectiva, la cual consiste en eliminar las ramas secas, dañadas o enmarañadas, corta también los tallos viejos para impedir que crezca demasiado congestionada y así lograr que tu Hibisco cobre vida obteniendo nuevos retoños que luzcan cada vez más hermosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *